27 de Noviembre del 2014 - Lima PE
Marzo 20, 2011

El imperio de PPK

El imperio de PPK

“Es que son varios formularios”, respondió Pedro Pablo Kuczynski, en enero de este año, cuando le consultaron sobre la demora del trámite que venía realizando ante la embajada de los Estados Unidos, para renunciar a dicha nacionalidad.

 

“Debe estar llenando estos formularios con una caligrafía formidable”, comentó en forma irónica el periodista que entrevistó a PPK hace tres meses en una radio local. La extraña dilación de este trámite que hasta la fecha no concluye, solo confirmaría que el candidato de Alianza por el Gran Cambio, Pedro Pablo Kuczynski se aferra a su nacionalidad estadounidense no solo por un carácter emotivo, sino principalmente económico.

 

Diario16 realizó una revisión en el registro del Departamento de Estado de la Florida, en la División de Empresas, y encontró que el ciudadano norteamericano Pedro Pablo Kuczynski Godard posee nada menos que nueve empresas registradas.

 

Solo en dicho Estado, el ciudadano PPK cuenta como parte de su imperio financiero las siguientes compañías: Westfield Capital LTD., INC, Baring Latin American Capital Corporation INC, Latin America Enterprise Capital Corporation LLC, Latin America Enterprise Capital, Latin America Enterprise Fund Manager LLC, Westfield Financial Advisors INC, Wesfield Financial Advisors, South Bayshore Properties y South Bayshore Properties.

 

Cabe indicar que la mayoría de estas empresas no aparecen en la declaración jurada que hizo el candidato ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE). ¿Por qué no lo hizo? La respuesta solo la tiene el representante de la Alianza por el Gran Cambio. En el formato de Bienes y Rentas del JNE, Kuczynski Godard solo registra su casa de campo en Cieneguilla, sus casas de San Isidro, de la caleta Bujama y las que tiene en Estados Unidos en la siguiente dirección: E 7082 y E7124 de County HWY W. Rock Springs 53961.

 

Diversos especialistas en materia tributaria señalan que PPK debió ser más transparente no solo para declarar sus compañías estadounidenses sino también consignar los movimientos financieros de estas y el origen de sus ingresos. Como por ejemplo, si tiene contratos con empresas transnacionales que operan en el Perú y que con cierta frecuencia suelen tener problemas legales por incumplimientos con medidas ambientales o permisos para operar.

 

No es un secreto que el rubro central de consultorías de Kuczynski proviene de sus trabajos con las principales empresas mineras y petroleras del país. Si fuera transparente, los electores podrían saber qué capital está asociado con estas empresas y de paso qué propiedades posee en Estados Unidos. Si bien algunas de sus empresas aparecen como “inactivas”, esto no significa que estén cerradas sino que pueden activarse para una operación específica pero altamente rentable.

 

Pero Kuczynski, financista con nacionalidad y gran capital en los Estados Unidos, un businessman con gran recorrido, no labora solo; su principal socio en algunas de estas empresas es el chileno Gerardo Sepúlveda, financista con intereses en empresas mineras, gasíferas y petroleras en la región. Según la información, en 1994, el ahora candidato de la Alianza para el Gran Cambio, constituyó en EE.UU. las administradoras de fondos Latin America Enterprises Fund Managers (LAEFM) y en 1996 Westfield Capital Limited (WCL).

 

En estas dos comparte la propiedad y el directorio con Sepúlveda, con quien mantiene una antigua relación: ambos fueron directores de la chilena Compañía de Acero del Pacífico (CAP), entre los años 80 y 90. Sepúlveda, socio Fundador de First Capital Ltd. es también socio Fundador de Latin America Enterprise Fund Managers LLC. Ha vivido por quince años en USA desde donde ha desarrollado su práctica de banca de inversiones y Private Equity.

 

Es fundador de Latin America Enterprise Fund Managers en 1995, que gestionó The Latin America Enterprise Fund, uno de los primeros fondos regionales d e capital privado, con $450 millones bajo administración. Estas empresas que el candidato tuvo que declarar por todas las propiedades que posee en Estados Unidos, no aparecen en su declaración jurada presentada ante el JNE.

 

Otra de sus propiedades que no registra PPK en este documento es su famoso rancho de cuatro millones de dólares en Wisconsin, salvo que como supuestamente hizo con su casa de playa, lo haya vendido para financiar su millonaria campaña. En el formato del JNE solo aparecen sus casas de County HWY W. Rock Springs. En estos días, candidatos como Alejandro Toledo, Ollanta Humala e inclusive la propia Keiko Fujimori han señalado la necesidad de que Kuczynski Godard renuncie a su nacionalidad estadounidense. Sin embargo, además del tema de sus empresas, PPK tiene otras poderosas razones por las cuales le costaría demasiado desprenderse de la Green Card.

 

TESORO EN JUEGO

¿Qué es lo que pasaría si PPK renuncia a su nacionalidad estadounidense? Esa pregunta nos hacemos aquellos que vemos los constantes argumentos que el candidato de la Alianza por el Gran Cambio y sus principales voceros esgrimen cuando se les pregunta por la demora de estos trámites. ¿Cuál será el interés?

 

Según el fisco de ese país, si Kuczynski Godard renuncia a su nacionalidad estadounidense deberá pagar impuestos por el 30% de su capital, lo cual sería una cifra cuantiosa, dada la fortuna del candidato en ese país. Tal vez por eso, cuando un periodista de CPN radio le preguntó el 28 de enero de este año si es que los peruanos podíamos tener la seguridad de que, así pase o no a la segunda vuelta, él iba a devolver el pasaporte, Kuczynski respondió así: “Yo lo que le puedo asegurar es que el presidente del Perú, si soy yo, tendrá solo el pasaporte peruano”.

 

“Bueno, esa es una respuesta oblicua”, comentó el entrevistador en ese momento. Y es la misma oblicuidad que PPK mantiene hasta el momento respecto a ese tema. Pero el misterio es fácil de develar. Si PPK renuncia a su nacionalidad estadounidense deberá pagar el 30% del valor de sus propiedades y capital, toda una fortuna en juego si contempla que a 20 días de las elecciones aún sigue –pese a sus esfuerzos histriónicosen un quinto lugar de las preferencias electorales.

 

“La renuncia a la nacionalidad obligaría al pago inmediato de los impuestos del 30% por ganancias y propiedades, a fin de no ser perseguido por el fisco. Estas empresas son utilizadas para el cobro de rentas en el Perú y no ser declaradas en el país de origen”, indicaron los expertos. El pago del 30% figura en las leyes del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. (Sección 871,877).

 

Mientras tanto, cada vez que le preguntan por este tema, mister Kuczynski responde que la renuncia a su nacionalidad está en trámite y que enfrenta un proceso complicado. Lo que podría adelantar es el valor de su fortuna en los Estados Unidos.

 

ROBERTO  RAMÍREZ     [email protected]  

Tags: